Jueves, 23 de  Mayo de 2019 / 21:50:38

Gobernador se necesita

weretilneck juntos somos rio negro

La política es dinámica y con formas más cambiantes que las de Proteo. Si bien se construye en el día a día, para ser sustentable necesita de proyectos a mediano y largo plazo, amén de atender la coyuntura.

Y, esto nos nada nuevo, exige una conducción convergente y armónica. Para eso, se necesita la herramienta de un partido político que contenga esas características, acompañado de un movimiento o alianza pluralista y convocante. O sea, que sepa contener a la mayoría del electorado y conducirlo hacia el objetivo supremo de la actividad política: el bienestar general.

Hace un año esta nueva agrupación política concretaba un triunfo sin precedentes: “Juntos Somos Río Negro”, integrada por ciudadanos de distintas vertientes partidarias e independientes que vieron en la conducción de Alberto Weretilnek una oportunidad para poner en marcha un programa pluralista, auténticamente federal, integrador de las diferentes regiones y sin exclusiones de ninguna naturaleza.

El tiempo está demostrando que se va por el buen camino. De alguna forma está devolviendo la esperanza a miles de rionegrinos que se sienten escuchados y representados, en el marco del respeto, del trabajo y de la inclusión.

Es que se necesita un gobernador como el actual con sentido común, que conozca la realidad de cada paraje, de cada ciudad y de cada región de la geografía provincial. Que atienda las necesidades de la gente sin ningún tipo de asistencialismo fácil o de preferencias de partido.

Se necesita un gobernador de las características del actual que esté en forma permanente presente en el territorio y muy en especial que defienda los intereses de la provincia ante el gobierno nacional. Es decir, que cree las herramientas necesarias para que Río Negro tenga sus propias improntas diferenciadas en todos los aspectos de sus actividades.

El año venidero será un año netamente electoral y es necesario dotar a JSRN de legisladores nacionales propios que sostengan en la Cámara de Diputados los intereses rionegrinos, facilitando las gestiones del Departamento Ejecutivo con las autoridades nacionales. Por eso esta próxima elección de medio tiempo reviste una importancia fundamental en lo que hace a convalidar una gestión por un lado y marcar el derrotero de cara al 2019 por el otro.

Por eso se necesita un gobernador como el actual, que sepa construir un proyecto desde la gente, que sepa conducir sin mandar (conducir no es mandar sino persuadir), que no se refiera a nadie con descalificaciones agresivas, que haga de la acción política un obrar virtuoso donde cada rionegrino de buena voluntad se sienta parte de un proyecto en movimiento: pluralista, inclusivo, federal, armónico, sin sectores o regiones excluidas.

Un gobernador se necesita que escuche a la gente, que se interese por sus problemas y necesidades, que se acerque hasta los últimos lugares de la geografía provincial, donde en cada paraje viven rionegrinos que tienen de la política una idea de limpia grandeza, que distinga entre la urgencia inmediata y los grandes proyectos que alguna vez soñaron los pioneros. Un gobernador como el actual que haga del diálogo con todos los sectores una actitud cotidiana, consensuando lo que es mejor para construir la paz social donde cada uno pueda realizarse en libertad, pero respetando los derechos de los demás.

Un gobernador se necesita que esté acompañado por funcionarios probos y capaces que trabajen en la misma sintonía en las diferentes áreas del estado.

Modestamente, como integrante de Juntos Somos Río Negro, creo que más allá de los aspectos constitucionales y las diferentes opiniones, tanto el actual Gobernador Alberto Weretilnek como el Vice Pedro Pesatti tienen que tener la oportunidad de un nuevo mandato para completar una gestión transformadora de la realidad provincial.