Logo
Imprimir esta página

Los Fueros en Argentina

diputados11

De la mano de los procesos constitucionales y en la transición de la monarquía absoluta a la monarquía parlamentaria. Se instauró la figura del Fuero, inicialmente en la búsqueda de la independencia del poder legislativo con respecto del Ejecutivo. Era habitual que cuando un parlamentario se oponía a los deseos del rey, éste buscase excusas para acusarlo de algún delito y apartarlo de la vida pública.

El principal objetivo en el establecimiento de los fueros, fue la idea de mantener la división de poderes, de este modo se impide la encarcelaciónde los miembros de los otras ramas del Estado por cuestiones políticas. En Argentina los fueros están garantizados por la Constitución Nacional en sus artículos 68, inmunidad de opinión, 69 inmunidad de arresto y el artículo 70 referido al desafuero. Es una excepción a la regla de igualdad ante la ley contenida en el artículo 16.

La Constitución establece que sólo se podrá arrestar a un Diputado o Senador en caso de ser sorprendido in franganti en un delito. Un legislador no puede ser encarcelado durante su mandato, a menos que haya sido desaforado. El resto del proceso judicial sigue su curso normalmente. Lo que la ley sí prohíbe es que se allanen el domicilio o las oficinas de los legisladores.

El desafuero es el único proceso válido para encarcelar a un legislador o en el caso de que se niegue a presentarse a declarar frente a la Justicia. Es necesario que la Cámara apruebe el desafuero con dos tercios de los votos. Solamente se puede solicitar en dos ocasiones;cuando el legislador se niegue concurrir al ser citado a indagatoria y en caso de que sea necesario privarlo de su libertad por peligro de fuga para eludir la acción de la Justicia, o que tratará de obstaculizar el desarrollo del proceso.

El único caso en el que el Desafuero es rechazado in límine, es cuando fuera solicitado a raíz de una denuncia penal instaurada con motivo de las opiniones o discursos pronunciados por el legislador en el desempeño de su mandato.

La ley 25.320, denominada "ley de fueros", es la encargada de regular estas cuestiones. Fue sancionada el 8 de septiembre de 2000, receptando en sus aspectos principales la interpretación doctrinaria y jurisprudencial mayoritaria sobre la materia.

Los fueros no constituyen prerrogativas personales del legislador, sino que están otorgados en razón de la función que desempeñan y para salvaguardar la integración de las Cámaras legislativas y la libertad e independencia de sus miembros en su condición de representantes del pueblo. Por esos motivos los fueros son irrenunciables.

En Argentina hubo un caso emblemático respecto a los fueros parlamentarios, el denominando Caso “Alem”. Fallo que surge como consecuencia del encarcelamiento del líder de la Unión Cívica Radical, Leandro Alem, quien lideró la denominada revolución del ‘93, en oposición al gobierno del presidente Luis Sáenz Peña.

Template Design © Joomla Templates | GavickPro. All rights reserved.