Lunes, 19 de  Agosto de 2019 / 22:39:09

¿Teté candidata?

La modelo, periodista y amiga de Susana Giménez es medida por Cambiemos. Los radicales amenazan con la ruptura. Mientras, Don Alberto desespera por financiamiento y Soria puso en movimiento al PJ.
Marzo volvió a traer malas noticias desde el punto de vista del consumo. De acuerdo con el relevamiento de la consultora CCR, el mes cerró con una caída del 5% en unidades en la venta de alimentos, bebidas, artículos de tocador y limpieza. Como se viene repitiendo en los últimos meses, los más afectados por la recesión son las grandes cadenas de comercialización. Según los datos de CCR, en marzo las ventas en los híper y supermercados registraron una caída del 5,3% en unidades, mientras que en el llamado canal tradicional (almacenes, autoservicios chinos, pequeños comercios) la baja fue del 4,7 por ciento.
Con el retroceso de marzo, ya suman quince los meses con bajas en el consumo.
Lo anterior fue publicado por La Nación, escondido, chiquito, en un recuadrito, como para que pase desapercibido. Es parte del blindaje mediático que se le hace al gobierno de Mauricio Macri mientras el deterioro de la calidad de vida llega a niveles extraordinarios.
Todos los días, cada argentino sacrifica algo en materia de gasto. Es paulatino, lento pero no se detiene. Cada principio de mes, la publicación de la inflación vuelve a sorprender a los “especialistas”, no a los vecinos que la sufren a diario.
En un cuatrimestre, Macri consumió el 50% de la inflación del 17% prevista para el año.
En ese marco, ratificamos el despropósito de los sindicatos de ser socios del ajuste firmando paritarias a la baja con la promesa de cláusulas gatillo de difícil cumplimiento. Mucho más si el Gobierno pierde las elecciones intermedias.
¿Dónde hay un mango?
Don Alberto espera y desespera. Las arcas provinciales se vacían a un ritmo impensado por los técnicos de Economía. La última esperanza es el supuesto Plan Castello. Un programa que ayudaría a financiar un déficit desesperante, frenaría la frenética emisión de Letras de Tesorería y, de paso, pegar algunos ladrillos para disimular la falta de obra pública.
Se teme que pueda pasar como con los 10 millones a los productores y los ¡400 millones! enviados por Nación que no se rindieron “en tiempo” de las viviendas. Hace algunos días, el senador Miguel Pichetto abrió, una vez más, la puerta de un despacho nacional. Llegó acompañado del titular de la Cámara de la Construcción y por el sindicalista de la UOCRA Zona Atlántica. Sorpresa, estupor y enojo de los rionegrinos cuando escucharon del funcionario nacional los problemas que le ocasiona Río Negro al momento de rendir los fondos que se le envían. Llamado de atención para Don Alberto, Isaías Kremer y “Palito” Barragán. Por lo escuchado, parece que primero lo gastan en otra cosa y luego lo asignan a lo específico en cuentagotas.
Interna al rojo vivo
Las dos semanas por venir tendrán la elección de octubre como objetivo. Cada sector va delineando el perfil de lo que quiere ofrecerle a los rionegrinos para la contienda.
Don Alberto sigue en la encrucijada de determinar la reacción de la gente ante la elección. Si se vota a favor o en contra de Macri, Juntos Somos Río Negro está en problemas.  Es el peor escenario y, a esta altura, lo observan como posible y se analizan variantes. 
En ese camino de testeo, Don Alberto profundiza la idea de que Alejandro Palmieri sea el candidato a diputado nacional. Es una derrota contundente del productor de soja y legislador, Facundo López, que insiste con Pedro Pesatti. 
Esa idea tiene dos objetivos: sacarse al viedmense de encima y hacerse de la vicegobernación que conlleva el manejo de la Legislatura. Aspiración de vuelo corto pero que se condice con el esquema diseñado ya hace meses en el quincho del barrio Don Bosco. 
Allí también se ideó la estrategia de minar y alejar del círculo rojo al legislador Ricardo Arroyo. El hombre del Valle Medio no se achicó y como es difícil de arriar plantó bandera. Se atrincheró en su pueblo, prepara tropa y los chicanea con cuestionamientos al Plan Castello. 
López, un bueno e “inocente”, parece no recordar que Arroyo se le reveló a Soria, lo desafió, le ganó la interna y se convirtió en legislador. Para mal de López, hay otros díscolos que todavía no lo manifiestan abiertamente.    
PJ en movimiento
Después de muchos meses, Martín Soria dio un paso al frente en materia de “mover” al peronismo rionegrino. Convocó en Roca y hubo una suerte de refundación del Frente para la Victoria, se mostró dispuesto a escuchar y abrió el juego sabiendo que el PJ solo no alcanza. Igual sigue demasiado encorsetado en General Roca y pueblos aledaños.
Sabe, como todos, que la próxima podría ser una elección de tercios y, en ese camino, haciendo las cosas prolijas puede arrebatarle a Don Alberto mucho más de lo imaginado.
María Emilia Soria consolida su primer lugar en la lista. No hay segundo de la roquense y esa es la disputa. 
Los kirchneristas radicalizados amenazan con una interna que nunca darán. Bariloche, Viedma o un intendente, esa es la cuestión en materia de acompañante de Soria. Al ser una candidatura con expectativa (en 2019 María Emilia podría ir por la intendencia) no es para despreciar. No hay un intendente con peso específico y territorio, Viedma no posee peso electoral ni ofrece un nombre atractivo por lo que todo se orienta a Bariloche.
¡Teté, candidata!
La desorientación de Cambiemos llega a niveles extremos y amenaza con una guerra entre la UCR y el PRO. Replicando al menemismo miden a todo el mundo, el que supere un determinado número será candidato.
Ya pasaron por el filtro José Luis Foulkes y Juan Martín y los porcentajes de la encuesta fueron de catástrofe. Desilusión y preocupación en el macrismo rionegrino que no despega en la consideración social. 
Alguien, con buen trato en la farándula, tiró sobre la mesa el nombre Stella Maris Coustarot, la ex reina de la Manzana y afamada amiga de Susana Giménez. Supo ser la cara de Río Negro durante el gobierno de Miguel Saiz y en la actualidad es la voz de Edersa en su publicidad oficial. Hace años que se fue de General Roca pero vuelve seguido y habla mucho de Río Negro en la “tele”. 
Sin antecedentes en la política tiene a su favor el grado de conocimiento en determinado grupo etáreo y es de fácil instalación en el electorado. Wisky desespera ante esta posibilidad, los radicales están que trinan y amenazan con hacer estallar Cambiemos y todos esperan señales nuevas que vengan desde Buenos Aires.
Ante este escenario, Don Alberto y Martín Soria se relamen e imaginan una elección mano a mano, un anticipo del 2019.
Modificado por última vez enLunes, 08 Mayo 2017 13:47
entrenamiento personalizado