Martes, 11 de  Diciembre de 2018 / 18:38:19

Martín Darío Díaz

URL del sitio web:

“El cuerpo de la mujer es un espacio de decisión de la mujer"

En diálogo con Calma Chicha la Concejal por el Frente Progresista de Viedma, Mariana Arregui, hizo un repaso sobre la marcha “Ni una menos” de este domingo y sobre el tratamiento en la Cámara de Diputados de la Nación del Proyecto de Legalización del Aborto Libre, Gratuito y Seguro.

Consultada si el aborto se analiza o se reclama como consigna dentro del Movimiento “Ni una menos”, manifestó que “sí, es uno de los lemas principales, no sólo en Ni una menos, sino también en el 8M y esto se ve en la marea verde de pañuelos en cada evento, que ha logrado que hoy se discuta en Comisión de Diputados la legalización del aborto”

Resulta innegable que el ámbito o el clima social, político y cultural en el que se discute este proyecto resulta más favorable que en otros momentos de la historia argentina. Arregui coincidió sobre esta apreciación y resaltó que “hoy el proyecto goza de un impacto social positivo debido a una multiplicidad de factores: el crecimiento de los movimientos feministas o contextos y leyes como la de Educación Sexual Integral. Ello favorece la discusión sobre los derechos de las mujeres, su educación al respecto y la libertad para decidir”

Manifestó que el eje principal del proyecto que hoy se discute pone en escena la soberanía del cuerpo de la mujer y la autonomía. “El cuerpo de la mujer es un espacio de decisión de la mujer. Se la expone a decisiones de otras personas, se la expone a parir, a morir por prácticas abortivas clandestinas o métodos anticonceptivos inadecuados. Que haya un Estado que decida por nosotras, significa que ese Estado no nos tiene en cuenta para tomar decisiones propias”

Los países que han legalizado el aborto han logrado descender, no sólo las muertes en la interrupción de embarazos, sino también el número de abortos realizado. “Porque han acompañado estos proyectos con políticas públicas de educación sexual integral, seria, responsable, con acceso a métodos anticonceptivos adecuados”. También manifestó que la prohibición solo se basa en el desconocimiento y el miedo. “Hay que ponerse en la piel del Otro, solo así se puede avanzar en la temática, yo estaba en contra hace muchos años, pero haberme puesto en la situación del Otro, luego de haber investigado, conocer y transitar el camino de comprender sobre la libertad de decidir, me cambió y me llevó a comprender y tomar posición al respecto”

Pedagogía entre peredes

Por Martín Díaz

El acceso a la educación y al conocimiento “son un bien público y un derecho personal y social, garantizados por el Estado”. Al menos así lo establece la Ley de Educación Nacional N° 26.206. Aunque, si bien en la provincia de Río Negro el derecho a la educación está garantizado, se han comenzado a notar una serie de inconvenientes estructurales o de infraestructura de algunos edificios escolares en diversas regiones del territorio. Por estos días, las redacciones de los diarios y agencias de noticias se han visto abocadas a cubrir este tipo de eventos que ponen en jaque de manera permanente a las autoridades del Ministerio de Educación.

Los problemas estructurales se extienden desde el CET 29 de la localidad de Luís Beltrán, que reclama la finalización del comedor y diversas dependencias, pasando por la Escuela N° 82 de Sierra Colorada, que solicita un laboratorio, más aulas y una biblioteca, los jardines 4 y 30, las escuelas 23, 299, 342, 172, los CET 8 y 14 de la ciudad de Allen, que requieren mantenimiento y refacciones urgentes, pasando por las fugas de gas y retiro de medidor en el CEM 22 de Guardia Mitre o problemas edilicios en el CEM 4 de Viedma y la lista continúa con otras escuelas en ciudades como Sierra Grande, Villa Regina, Mainqué, Cinco Saltos y El Bolsón, entre otras. Goteras, desperfectos eléctricos, techos defectuosos, ventanas rotas, sanitarios deteriorados, artefactos y red de gas viejos y obsoletos, son parte de una larga lista de fallas que afectan los edificios.

El gremio UNTER hizo sentir su reclamo, durante esta semana. Denunciaron ante medios de comunicación, frente a la defensoría del pueblo, como así también en la cartera respectiva, que muchos establecimientos educativos no se encuentran en condiciones edilicias aptas para el desarrollo normal de clases. Pero no solo el gremio se hizo sentir en el reclamo, centros de estudiantes llevaron adelante protestas y reclamos que trascendieron los medios de comunicación e incluso llegaron al orden judicial para garantizar el derecho a la educación en condiciones dignas. Algunos de ellos les recordaron a las autoridades que no se trata de un capricho malintencionado, en los artículos 84 y 85 de la Ley de Educación Nacional se establece que “El Estado debe garantizar las condiciones materiales y culturales para que todos/as los/as alumnos/as logren aprendizajes comunes de buena calidad… Para asegurar la buena calidad de la educación… Dotará a todas las escuelas de recursos materiales necesarios para garantizar una educación de calidad, tales como infraestructura, equipamiento…”

El invierno muestra sus dientes. Pronto el clima se tornará más impiadoso y aún resta una veintena de inconvenientes por resolver que imposibilitan el normal dictado de clases en muchas regiones. Esto también desvela al gremio docente, quien hizo presentaciones judiciales conjuntamente con los estudiantes.

Ponen en manifiesto que la Subsecretaría de Coordinación no brinda las respuestas necesarias, el dinero destinado para ello es escaso, no hay una planificación ordenada de las reparaciones, denuncian que solo se cubren baches y esto no es suficiente.

El 80% de los edificios educativos cubren tres turnos escolares de manera constante, matutino, vespertino y nocturno, en ellos transitan centenares de alumnos y docentes durante 16 hs al día, siendo esto una carga pesada para la infraestructura. Por lo cual cabe la pregunta ¿Qué tiempo queda para las reparaciones menores? Del 80% el 60% se trata de edificios que poseen una antigüedad promedio de 25 años, lo cual complejiza aún más la situación dada la degradación propia de los edificios. Lógicamente, en este escenario, “se atienden las coyunturas”, reclaman desde UNTER.

Otro inconveniente a destacar es que en muchos casos el mantenimiento escolar quedó descentralizado, ya que son los municipios, mediante convenio, quienes deben realizar obras y refacciones en los edificios escolares. Y a veces el dinero llega muy por detrás de los problemas a solucionar.

Para poder reparar los inconvenientes y remediar los problemas estructurales se requieren edificios nuevos, asegura el gremio. Y sostienen que no habrá solución hasta que los viejos edificios descansen al menos un turno para realizar las reparaciones menores o trasladar el alumnado a otros centros para efectuar tareas complejas que conlleva, muchas veces, meses de obra.

El Plan Nacional “Más Escuela”, perteneciente al Ministerio de Educación de Nación, dejó de existir en el mes de enero del año 2016. Este Plan enviaba dinero a las provincias para que se ejecuten obras escolares y se creen nuevos edificios dada la demanda. Con él, la provincia contaba con dinero para fundar nuevas escuelas y jardines de infantes, pero su disolución oscurece aún más el panorama y complejiza la situación.

La infraestructura es una variable relevante de la educación de niños y jóvenes. Pasamos del ágora al aula y este salto cualitativo merece que pongamos atención a lo estructural, ya que la calidad de lo contextual contiene, conforta, pero también educa. Porque, finalmente, como diría el poeta José Martí ¿Qué una escuela? Pues bien: “Una escuela es una fragua de espíritus”.

Dólares y fideos

Por Martín Díaz

 

El lunes de esta semana la moneda estadounidense alcanzó un record histórico en su cotización cuando obtuvo un valor de $ 25,50. La preocupación por el crecimiento repentino en el valor del cambio saltó los límites invisibles de la City porteña y se instaló de manera homogénea desde Ushuaia hasta La Quiaca. Sturzenegger, desde el Banco Central, intervino en el mercado cambiario sacrificando miles de millones de reservas con el sólo fin de aumentar la tasa de interés en un 40%, dado que el mercado debía renovar el 100% de las Lebac el martes pasado (una jugada audaz, costosa, pero efectiva).

De manera atípica, la semana que dejamos atrás no comenzó un día lunes, por el contrario, arrancó el martes 15. La incertidumbre y especulaciones cargaron el ambiente político. El sacrificio fue grande, detuvieron la trepada exorbitante del dólar, pero la sangría aún no se detiene.

Las alarmas encendidas en el gobierno por el estado de la economía argentina y la suba desmesurada de la moneda estadounidense generaron un sinnúmero de repercusiones. En declaraciones, Lilita Carrió, bajo el influjo mesiánico que la caracteriza, le gritaba a la cámara e indirectamente al sector sojero: “Larguen los dólares! Liquiden la soja, viejo!”. Adujo que todo esto se debe a un “golpe cambiario” ideado por la Unión Industrial Argentina y Lorenzetti. Dijo que uno de los problemas centrales es la “falta de sensibilidad de Macri porque es Ingeniero y eso lo convierte en una persona no afectiva”. Justificó el aumento del dólar diciendo que, de no darse así, el sector exportador pierde. Apeló constantemente a la teoría del boicot interno, predijo que el dólar quedará en $23, pidió que “maten a Durán Barba” y aseguró que el pueblo está contento con las medidas tomadas por el gobierno. Luego de ello arrió la bandera de la cordura y se dispuso a descansar en su refugio de Exaltación de la Cruz.

Por la tarde del Martes (día clave para el gobierno) el propio Sturzenegger también realizó una conferencia de prensa donde reconoció que subestimó la magnitud que tomó la fuga de capitales y que ello generaba desconfianza en nuestra economía, pero no se animó a confesar que desde el 5 de marzo de este año hasta la actualidad el órgano que conduce vendió más de 10.500 millones de dólares sólo para contener el dólar, un objetivo que resultó ser un parche con altos costos económicos y políticos. En esa misma conferencia de prensa, bajo un halo de excitación y triunfalismo, finalizó su alocución diciendo: “La inflación va a venir bastante por debajo de la de abril con mucha ayuda de los precios regulados, cuyo proceso de ajuste terminó”. Una propuesta más que se suma a la “lluvia de inversiones”, a “la luz al final del túnel” o “la eliminación del impuesto a las ganancias” entre otras.

La rueda de declaraciones la finalizó Mauricio Macri quien también se expresó y las noticias pasaron de gris oscuro a negro noche. Casi en consonancia con las conclusiones de Melconián: “Boludeaste dos años con las buenas ondas”, Macri confesó a los 44 millones de argentinos que pensó que tenía más tiempo, pero la realidad le demostró lo contrario, por lo cual llegó el fin del “gradualismo gradual” y pisará el acelerador hasta llegar a un shock para profundizar el proceso de reformas.

Con una estrategia duranbarbista, puso el ojo en la oposición. Con lo cual saldrá a tender puentes de un supuesto gran consenso para el rescate de la república, cargando responsabilidades en sus oponentes como para compartir culpas y diluir responsabilidades que él mismo generó.

Algunos analistas políticos comienzan a dudar de la capacidad de la espalda del primer mandatario para soportar el próximo azote, que será dentro de 30 días con el próximo vencimiento de Lebac. El gobierno cruje y se fisura en cada decisión. A esto hay que sumarle el fantasma del Fondo Monetario Internacional, con el que ya entabló conversaciones y quien aseguró que antes de liberar un solo dólar, pergeñará los requisitos y las medidas que pedirá a cambio al presidente Macri.

Quiero aprovechar el espacio editorial para sumar una declaración más que no tuvo eco en los medios nacionales. La de Ana, vecina del barrio 30 de marzo, mamá soltera de 5 hijos, empleada doméstica, que también se pronunció al respecto. Se la notó preocupada y perturbada por la crisis económica que hoy vive nuestro país, coincidió con Sturzzenegger, Carrió y Macri sobre los riesgos que implica la estrepitosa suba del dólar. A lo cual le consulté si poseía ahorros en dólares y ella me contestó: “jamás vi un dólar en mi vida, pero desde pequeña solo entiendo que cuando sube el dólar, me aumentan los fideos y me alcanza menos para comprar y darle de comer a mis hijos”

Rémoras de un pasado algo distante y difuso en la débil memoria colectiva de los argentinos: Volver al F.M.I., ajuste, inflación desmedida, desocupación, quita de subsidios, devaluación, retiro voluntario, recortes jubilatorios, gradualismo. Estos fenómenos suenan y rechinan como las cadenas de fantasmas que no nos dejan vivir en paz. Y otra vez repica la tesis Jauretcheana que parece haberla escrito ayer Don Arturo: “Asesorarse con los técnicos del Fondo Monetario Internacional es lo mismo que ir al almacén con el manual del comprador, escrito por el almacenero”

Historias de un plan

El debate por estos días gira en torno a la ejecución del Plan Castello. Un ambicioso intento de realizarobras estratégicas para la provincia de Río Negro que constituyen una deuda histórica con el pueblo rionegrino.

domestica tu economia mente y dinero

Resuenan como un eco no muy lejano las frases de Alberto Weretilneck cuando en enero de 2017 presentaba el Plan y les comunicaba a los rionegrinos: “… hoy se abre una nueva etapa para el país y la provincia, con la apertura de los mercados internacionales de crédito que se habían cerrado desde la crisis del 2001 …no debemos desaprovechar la oportunidad. Es el momento ideal para salir en la búsqueda de fondos en moneda extranjera para hacer obras y acciones que de otra manera no tendríamos el financiamiento para hacerlo”.

El listado de obras a concretar con financiamiento externo era extenso y se componía en dos etapas: Parques Productivos Tecnológicos e Industriales, Centro de Convenciones, Ciudades Judiciales, Gasoducto para la Región Sur, Pontón Flotante del Puerto de SAE, Complejo Farmacéutico PROZOME, Planes Directores de Desagües Cloacales, Desarrollos de Riego, Construcción de estaciones transformadoras de energía, Repavimentación de rutas y caminos y Obras en aeródromos, entre otras.

El rechazo de un importante número de la oposición y de diversos sectores gremiales se hizo escuchar rápidamente. El 24 de mayo de 2017 el paisaje de la legislatura había salido de lo habitual, ese día se convirtió en una pictografía extraña, vallada, matizada con pecheras gremiales, uniformes policiales, tiznada con humo de caucho, azufre y musicalizada con bombos, silbidos, abucheos y bombas de estruendo.

En ese marco fue aprobado el Plan Castello y 6 meses después, una comitiva de funcionarios rionegrinos encabezada por Weretilneck, partió hacia Nueva York dispuesto a tomar crédito de manera inmediata. Es necesario recordar que aquel 24 de mayo, (día de la aprobación del Plan Castello en la legislatura) el dólar cotizaba en $ 16,30 y el día en que se colocó el bono en el mercado financiero internacional cotizó a $ 17,60. O sea, que desde su aprobación y desde la colocación de la deuda por 300 millones hasta la actualidad (donde el dólar cotizó a $ 24,30) la moneda estadounidense trepó más de $ 8, lo que implica que la deuda contraída y su pago futuro se incrementaron en tan sólo un año un 43%.

Uno de los datos a tener en cuenta es que durante el corriente año comenzará a pagarse los intereses de la deuda contraída. Esos intereses fueron fijados en dólares, por lo cual, debido a las corridas cambiarias, éstos se incrementaron también en un 43%. Como cualquier otra erogación previsible, ese gasto de inversión fue estipulado en pesos en el presupuesto 2018, lo que implica que debido al aumento en la cotización del dólar se tendrá que destinar más fondos al pago de esa deuda en detrimento de otras erogaciones como: mantenimiento de escuelas, hospitales, rutas y caminos, deporte, cultura, etc. Claramente una mala negociación con impacto directo en el bienestar socioeconómico de todos los rionegrinos. Tan mala fue que el ex ministro de economía Alejandro Palmieri adelantó a diferentes medios que no concretarán la segunda etapa del Plan.

Hasta el momento, con las obras estipuladas mediante aportes no reintegrables se beneficiarán más de 20 ciudades – regiones. Pero se debe tener en cuenta que las obras presupuestadas a la actualidad, también sufrirán el impacto del alza del dólar. Con lo cual se estiman inconvenientes en la concreción de las mismas por los costos en los insumos que demanden.

Y si de sumar problemas se trata, debemos tener en cuenta que tres municipios decidieron tomar deuda en las mismas condiciones que lo hizo la provincia. A estas localidades las une su pertenencia política, Cipolletti, Los Menucos e Ingeniero Huergo, que responden a la Alianza política Cambiemos y sus erarios públicos se afectarán de la misma manera que sucedió con la provincia.

Los inversores internacionales hacen negocios y poco quieren comprender sobre devaluaciones de nuestra moneda, inflación o alzas de divisas. Exigen pagos, porque como se dice en la calle: “negocios son negocios” y las deudas deben honrarse. Pero… ¿A qué costo?

Parafraseando a Carl Marx podemos sentenciar que: “La historia se repite dos veces: la primera como comedia, la segunda como farsa”. Quizás, con la colocación de este millonario bono, el gobierno de Río Negro haya querido honrar la memoria de Edgardo Castello, quien también pidió un préstamo al BID durante su gobernación para desarrollo económico y la producción intensiva del IDEVI. Aunque los costos de ello fueron diferentes pero tan elevados como este último bono, ya que si bien no debió afrontar intereses exorbitantes, en su historia tuvo que cargar con los elogios recibidos por el Senado de los EE.UU.

General Roca