/

Vía Bariloche, la empresa amiga de Don Alberto, busca levantar vuelo Destacado

La empresa de los Trappa presentó la solicitud de rutas aéreas. Comienza a pensar en la reconversión debido a la competencia con el colectivo. El Gobierno rionegrino mira con atención la “movida”. SAPSA clave en el negocio.

Los Trappa son el símbolo de la amistad de los empresarios con el poder. La relación que mantienen con Don Alberto es desde hace años y permanece inalterable. Son buena gente, dicen en Casa de Gobierno.

Bariloche está signada por la familia debido a la cantidad de inversiones que poseen y los puestos de trabajo que generan. Se dedican a múltiples negocios como el transporte de pasajeros, la explotación de cerro Catedral o de los aviones a través de SAPSA. Incluso hasta compraron un Learjet para que el Gobernador viaje con mayor confort. SAPSA será la llave para ingresar a un nuevo mundo comercial.

En este tiempo, donde el gobierno nacional abrió los cielos argentinos para que Aerolíneas Argentinas se desvanezca, las empresas de transporte empiezan a visualizar problemas debido a que les costará competir con los aviones y sus precios.

Una nota publicada por La Nación da cuenta de la posibilidad de que Vía Bariloche empiece con la reconversión y se incorpore al mundo aéreo. Señala el diario porteño que “un plan de negocios teórico indicaría que si una empresa tiene los pasajeros para hacer una ruta por tierra, pero esos clientes empiezan a mudarse al avión, pues aquella empresa debería cambiar sus ómnibus por aviones para operar en esas rutas.

Esa es la teoría, y lo que sucedió en varios países, cuando la aviación empezó a ganar su lugar entre un público más masivo. Vía Bariloche, una de las compañías más importantes del mercado de transporte terrestre de pasajeros nacional, acaba de presentar su expediente en la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC).

Lo hizo a través de una sociedad de su propiedad con la que pretende lograr rutas aéreas y, luego, todos los certificados que le permitan volar. No es la única, otro transportista del Sur también está interesado en la iniciativa.

Este recorrido ya había sido intentado por varios competidores. Tanto Vía Bariloche como Flecha Bus miraron con atención la caída de la aerolínea Sol y se especuló con que alguna de las dos podría quedarse con esa compañía para ocupar su lugar. Luego, el aparente interés se esfumó.

Poco tiempo después, al menos dos de las empresas que pidieron rutas aéreas en la audiencia pública convocada por el Ministerio de Transporte en diciembre pasado se reunieron con los ejecutivos de estos grupos. El motivo era invitarlos a asociarse. Pero finalmente no hubo acuerdo con ninguno.

Vía Bariolche es la que ahora dio el primer paso en esa dirección. No son pocos los que plantean reservas. Hace 20 años, Andesmar, la poderosa empresa mendocina de transporte, intentó la aventura aérea. No fue una buena experiencia para la familia Badaloni, dueña de la firma.

Modificado por última vez enLunes, 15 Mayo 2017 21:00
Inicia sesión para enviar comentarios
t
/