Sábado, 30 de  Mayo de 2020 / 17:02:39

Carreras: "El Gobierno nacional va a contar con nuestro apoyo"

En un extenso reportaje con Infobae, la gobernadora hizo un balance positivo sobre su primer mes de gestión y remarcó la buena relación con el Gobierno Nacional.

-Es la primera gobernadora rionegrina y excepto por usted y Alicia Kirchher, las provincias están gobernadoras por hombres. Son dos mujeres y 22 hombres. ¿El hecho de ser mujer qué le aporta distinto a su gestión?

-Por supuesto la perspectiva de género es como un cristal de un color que tiñe toda la mirada sobre la realidad y sobre las acciones que llevamos adelante. Todas mis políticas tienen perspectiva de género en la medida en que uno las va incorporando de a poco porque tampoco es una cuestión acabada, uno va descubriendo aspectos a corregir. Siendo militante feminista arrojo una mirada diferente sobre la gestión.

-A Maria Eugenia Vidal se la criticaba porque aun siendo mujer su equipo estaba lejos de la paridad. ¿Cómo pensó su gabinete?


-Hay bastante equilibrio. La perspectiva de género no se adquiere por ser mujer. Ser mujer es solamente una condición sexual de nacimiento. La perspectiva de género es una construcción conceptual y cultural. Ser mujer no significa que uno automáticamente tiene paridad de género en su gabinete o políticas de género. Yo además de ser mujer tengo una construcción cultural en la mirada del feminismo y el género. Esto no solo se refleja en el número de mujeres que integramos el gobierno sino en los lugares que ocupamos. Tradicionalmente Desarrollo Social o Desarrollo Humano son lugares para las mujeres en cambio la Secretaría de Estado de Energía, que tiene rango ministerial, es una típica posición para un hombre. En el caso nuestro lo ocupa una mujer. Lo que hacemos es equilibrar en cantidades y en temas, las temáticas son de hombres y mujeres. Energía maneja petróleo, minerías y energía eléctrica.

-Usted debuta y el Gobierno nacional también. ¿Cómo fue este primer mes su vínculo con Nación?

-Hasta el momento es bueno, muy bueno. Hemos sido recibidos en todos los despachos, escuchados, se han agendado nuestros temas y hemos empezado incluso a concretar algunas líneas de trabajo entendiendo también que en el gobierno nacional están situándose frente a las decisiones que tienen que tomar y en un contexto de crisis económica. Tienen otras prioridades pero hemos empezado a poner en agenda nuestros temas.

-Entiendo que se cruzó institucionalmente con el Presidente pero aún no ha tenido una reunión privada. ¿Le gustaría conversar con Alberto Fernández?

-Seguramente. Todos queremos tener diálogo con el Presidente, es algo importante para los gobernadores pero hay que tener un contenido en el diálogo y ese contenido requiere que el gobierno empiece a acomodarse.

-¿Cuáles son las demandas o los reclamos o pedidos de Río Negro a Nación?

-Por un lado tenemos demandas de obras inconclusas por muchos años, rutas por ejemplo. Tenemos dos rutas en obra y una tercera donde ni siquiera se ha empezado a trabajar. Son obras que requieren una inversión.Tenemos demanda de viviendas, nos gustaría que este gobierno haga planes de vivienda como históricamente ha habido porque hay una fuerte demanda en la Patagonia y en nuestra provincia en particular. Esa demanda no la podemos satisfacer desde el presupuesto provincial. Tenemos nuestros planes de vivienda pero no podemos construir grandes planes de vivienda, necesitamos políticas y recursos nacionales. También en materia de salud, obras de hospitales y escuelas, programas de escuelas técnicas que quisiéramos que se continuaran. Y la producción frutícola que requiere políticas nacionales como bajas de retenciones, subsidios. En materia turística ahí tenemos una fuerte preocupación sobre la política de vuelos porque nos vimos beneficiados por vuelos a bajo costo fundamentalmente hacia Bariloche. También la política cambiaria, en este caso las primeras medidas del Gobierno nos han favorecido porque al encarecer el dólar para viajes al exterior tenemos muy buenas perspectivas en las temporadas. Cuando hay turismo nos va bien.

-Una larga lista para el nuevo gobierno... ¿Y las tomas que se registraron por parte de algunos mapuches? ¿Le preocupan desde lo social, afectan el turismo? La ministra de Seguridad de la Nación dijo que están trabajando con Río Negro al respecto. ¿Es correcto?

-Hemos dialogado sobre la agenda que tenemos que llevar adelante. Aquí tenemos dos realidades, una es las comunidades mapuches, las comunidades originarias con las cuales tenemos diálogo ciento por ciento. Esta semana tuve un gran encuentro en la localidad de Maquinchao con la coordinadora de comunidades mapuches y con el Codesi que es un consejo indígena. Nosotros tenemos educación bilingüe y muchos recursos destinados a las comunidades pero siempre hay agenda no resuelta y el tema de las tierras es una agenda que no termina de cerrarse sobretodo porque no se ha terminado el relevamiento de comunidades que es un relevamiento nacional que hace años se empezó y no está finalizado. Esos son nuestros temas pacíficos.

-Pero... no todo es pacìfico

-Tenemos algunos referentes que son muy muy minoritarios pero muy violentos y que hacen su aparición pero fundamentalmente interactuando con organismos nacionales como parques nacionales o cortando alguna ruta nacional. Ellos no nos toman como interlocutores a nosotros, ellos discuten la existencia del Estado nacional y desconocen toda autoridad. Son casos muy puntuales que nos dejan fuera como interlocutores. Tiene que intervenir el gobierno nacional. Es un tema de preocupación porque a veces perjudican al turismo en función de que generan cortes de ruta o alguna acción violenta. Esto perjudica a la población local y al turismo. No tenemos un problema con las comunidades mapuches, tenemos puntualmente grupos que son violentos y que sobretodo actúan en en territorio federal.

-Entonces no hay que ver al mapuche como un enemigo...

-¡No, no! ¡no, no! Son pobladores de nuestros campos, de nuestra tierra, son pobladores urbanos. Tenemos un respeto muy profundo y una convivencia totalmente lógica, sana, productiva. Los reconocemos como organización y los incluimos en los programas.

-¿En el ámbito nacional cómo se lleva con los diputados y senadores no propios? Por primera vez Juntos, una nueva fuerza provincial, tiene a un diputado que fue ministro rionegrino y un senador nacional que es el ex gobernador Weretilneck. Pero La Cámpora tiene un senador, Martín Doñate, y el Frente de Todos tiene como diputado a Martín Soria, ex intendente y ex candidato a gobernador, el mayor opositor que tuvieron usted y Weretilneck. ¿Hay tensión?

-Tenemos mucho diálogo con Martín Doñate. También dialogamos con la senadora Silvina García Larraburu (FdT) con quien nos conocemos hace mucho. De hecho éramos miembro de la misma bancada en el Frente de la Victoria porque Juntos somos Río Negro es una escisión de ese grupo. Con ellos tenemos buen diálogo y hacemos cosas en conjunto y nos ayudamos junto con el senador Weretilneck. No veo un problema. Con Soria no hemos tenido ningún tipo de diálogo.

-En un Congreso donde los números están justos ya le pidieron colaboración a Juntos para la ley de emergencia económica. ¿Cuál va a ser el rol, que harán frente a temas como jubilaciones de privilegio u otros temas?

-Nosotros no somos oposición. Lo que hacemos es observar cuáles son los intereses de Río Negro y marcar las coincidencias y las disidencias. El Gobierno nacional va a contar con nuestro apoyo en líneas generales. Porque ¿qué le conviene al rionegrino? Que al país le vaya bien. Nosotros queremos facilitar las herramientas que mejoren la situación del país y además que reactiven la economía y que permitan desendeudarse al país y junto con eso desendeudar a las provincias. Entendemos que a nosotros nos va bien cuando al país le va bien. Dentro de eso damos algunas discusiones como la defensa de las economías regionales, el caso puntual de la cebolla, la fruta fina, la manzana, etc. O qué pasa con el turismo. O cuestiones vinculadas a ciencia y tecnología. Nosotros somos dueños de la empresa INVAP y planteamos temas vinculados con esa agenda.

-Esta semana cinco provincias recibieron adelanto de Coparticipación. Río Negro es la única provincia cuyo gobierno no es del Frente de Todos en tener ese beneficio. ¿Tan crítica es la situación?

-Los adelantos de Coparticipación los solicitábamos siempre como una forma de desestresar el inicio del mes. Normalmente se devolvían en el propio transcurso del mes. Nos permite pagar salarios sin recurrir a descubiertos bancarios y evitar intereses. El año pasado recurrimos en forma permanente a los adelantos. Este año volvimos a solicitarlo. La forma de devolución no está clara, no sé si va a ser en el mismo mes o va a ocurrir en otro mes. Lo tramitamos, el ministro del Interior lo firmó y nos vino bien. Estamos muy agradecidos con eso.

-¿Río Negro tiene recursos? Hay provincias que no pueden hacer obras y ustedes tienen un plan por el que se endeudaron fuertemente...

-Tenemos recursos y planes de inversión en infraestructura en pleno funcionamiento. Asumí y a los dos días estaba entregando viviendas y a los tres días inaugurando un camino. No se ha detenido.

-¿Tendrá que aumentar impuestos como Axel Kicillof en Buenos Aires?

-No. Lo que hicimos fue frenar la baja prevista en el Consenso Fiscal que este año involucraba algunos rubros de no tanta incidencia en Río Negro pero de mucha incidencia en otras provincias. Veníamos cumpliendo con la reducción de Ingresos Brutos tal como lo había indicado el Pacto Fiscal. Ahora suspendimos la baja.

-Claro, por la adenda firmada en Casa Rosada. ¿Es un alivio?

-Es un alivio relativo. Los rubros implicados en la baja no son nuestros principales rubros económicos. No es lo mismo una provincia como Buenos Aires que tiene una fuerte industrialización en ciertas áreas que nosotros que no la tenemos. Incide aunque no demasiado. Nosotros, como todas las provincias, estamos preocupados por la incidencia de la deuda y de las obligaciones que esa deuda nos impone en este año 2020. Y tenemos determinados meses en los que vamos a estar complicados a menos que podamos refinanciar esa deuda. Esa deuda se origina en la fuerte obra pública, nosotros la tenemos invertida en obra pública.

-Deuda en dólares

-Es deuda en dólares y lo que nos descalzó fue el aumento desmedido del dólar. Es una deuda con intereses bajos y con re pagos que estaban perfectamente calculados. Cuando se dispara el dólar nos obliga a refinanciar algunas obligaciones. Está como el país. Por eso si al país le va bien y consigue nuevas fuentes de financiamiento a nosotros nos va a ir bien.

Inicia sesión para enviar comentarios
entrenamiento personalizado