BannerPagina
Domingo, 22 de Octubre de 2017 / 06:45:37

Jorge Castañeda

URL del sitio web:

EL ESTADO Y EL LEVIATAN

“Nadie puede horadar/ con espinas su quijada/ no poner garfios/ en sus narices. Nadie ha de sacar/ al Leviathán/ con un anzuelo/ no siquiera con la cuerda/ echada en su lengua. El no ruega con nosotros/ ni habla lisonjas/ y porque no es siervo/ no hace concesiones/ ni conciertos. No lo parten los mercaderes/ ni juegan con él las niñas. Nadie corta con cuchillo/ su cuero/ o clava asta de pescadores/ en su cabeza. No hay osado que lo despierte/ ni valiente ante él que no desmaye. Sus dientes espantan y la gloria/ de sus vestidos son escudos/ fuertes y cerrados. Hay candelas cuando estornuda/ y hachas de fuego en su boca. Como fierro es caldero/ de sus narices sale humo. Su aliento es de carbones encendidos/ y en su cerviz mora la fortaleza. Leviathán es grande y el desaliento/ lo precede. Como la muela de abajo/ su corazón es firme y poderoso. Contra él no pueden las lanzas ni los dardos/ y la espada no le alcanza/ y el coselete no dura. Estima el hierro por pajas/ y la dureza del acero por leños podridos. Toda arma toma por hojarasca: / la saeta no lo amedrenta/ ni la pica de cuyo blandir se burla. Leviathán encala la senda/ que deja tras de sí/ la mar pinta con canas/ hace hervir como una marmita/ las aguas numerosas del mar. Pisa fuerte porque nada teme/ y toda altitud empequeñece/ y menosprecia. Leviathán es cosa única/ no encuentra semejante/ sobre la faz de la tierras/ ni igual en los abismos insondables. Yo lo adivino entre vapores/con sus conchas implacables. ¡Y cómo rige su cetro/ Leviathán sobre todos los soberbios!”.

La reforma constitucional

El Dr. Pedro Molina, ex senador de la Nación, en un enjundioso estudio sobre la conveniencia o no de reformar las constituciones, ya sea la nacional o las provinciales, expresa que “el proyecto de Nación, modelo de reparto del poder político, conjunto de normas de convivencia, compendio de pautas de gobernabilidad, son características que expresan lo que una Constitución significa más allá de toda definición puramente jurídica”.